IE Warning
YOUR BROWSER IS OUT OF DATE!

This website uses the latest web technologies so it requires an up-to-date, fast browser!
Please try Firefox or Chrome!
 
 
 

Turismo en el Río Guayas

BY

 

0 COMMENT

 

Rio GuayasBañando a la ciudad con su enorme caudal, el majestuoso Guayas es el río más importante del Ecuador. Su cuenca, ubicada en el corazón del país, y que comprende los ríos Daule, Babahoyo, Balao, Chongón, Vinces, Taura, Yaguachi, entre otros, es la más grande de la costa del Pacífico en América del Sur con 34.500 km2

Históricamente, su importancia en el desarrollo de la ciudad, data desde época colonial, en la que el río era considerado de vital importancia debido a los astilleros formados a sus orillas, donde se construyeron aproximadamente 127 embarcaciones que navegaron por todos los océanos y mares del planeta. En la época de la República, el río, conectó a la región y al país con el comercio mundial. Por sus puertos salia hacía Europa y Norteamérica el cacao y el banano de las diferentes regiones del país.

En el Río Guayas, dos islas de origen sedimentario, las Islas Santay e Isla de Gallos decoran la panorámica desde Guayaquil. Estas dos islas del cantón Durán conforman el Área Nacional de Recreación Isla Santay, que, además, es uno de los 18 humedales RAMSAR que cuenta el Ecuador.

El Río Guayas es el recurso turístico más importante que posee Guayaquil.

Desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Golfo de Guayaquil, frente a la Isla Puná, el Río Guayas recorre un total de 60 kilometros en los que, además de la fabulosa flora y fauna de Santay, en la ciudad hay a orillas del río hay mucho sitios de interes y alto potencial turístico como el Malecón Simón Bolívar y su extensión a Puerto Santa Ana y el mercado de la Caraguay donde disfrutar de la cultura gastronómica guayaquileña. Además, en el cantón Durán se encuentra la estación del ferrocarril, desde donde parten diferentes tours diarios así como el internacionalmente galardonado Tren Crucero.

Para Guayaquil, ciudad del río y el estero, e inclusive para Durán y Samborondón, el desarrollo turistico fluvial es inminente y, más pronto que tarde veremos embarcaciones yendo de norte a sur, de sur a norte por la ría, llevando cientos de turistas a conocer la riqueza histórica y natural de la región.